10.1.14

ANTES Y DESPUÉS DE UNA SILLAS TAPIZADAS CON HULE




Esta es la historia de un sorprendente antes y después en el que el mérito no recae sólo en la gran transformación que sufre la pieza en cuestión, sino además en haber logrado integrar dos estilo tan aparentemente dispares como son estas sillas de diseño clásico con una mesa retro de los 50´s.
Para rizar el rizo, con el que para mi supone el toque definitivo, han empleado algo tan poco convencional como hule, como material para tapizarlas. El resultado me encanta!
Pero veamos el paso a paso:





Cómo veis en la secuencia lo primero es retirar con cuidado las tachuelas y lijar la superficie de la madera, para luego aplicar una imprimación y en este caso pintarlas con pistola. Como el relleno estaba en buenas condiciones bastó con cubrirlo durante la fase de pintado.




Lo siguiente consiste en tapizar con el hule. Según nos indican es aconsejable medir el espacio existente entre el respaldo para ir creando una especie de plantilla. Sujetar los puntos críticos con grapas, y una vez fijada la tela ir tensando y grapando por todo el contorno del asiento con especial cuidado de las esquinas, y cortando aquella tela sobrante.
Por último solo queda rematar el asiento pegándole una cinta tipo galón o similar.




El resultado es del todo sorprendente!




VÍA LARK AND LOLA

21 comentarios:

  1. La tapicería me está llamando!!!

    besos

    ResponderEliminar
  2. Si que es sorprendente si, me gusta el resultado, pero no me convence el hule, bueno, no me convence la textura.. cuando te sientas no sonará? y en veranito con los calores no se quedará pegado al trasero? :P

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me has dejado alucinadaaaa, guauuuu, el resultado es como bien dices sorprendente, la única pega que veo es lo difícil de manejar el hule a la hora de adaptarlo, por lo demás me animaría ahora mismo, me encanta el color escogido, en la foto parece que tira algo a fluor y el motivo floral, genial
    Hasta otra...

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. El resultado es muy divertido y desde luego el hule muy resistente a las manchas. Pero creo yo que no debe ser demasiado cómodo para sentarse.

    Hace algún tiempo yo tapicé los taburetes de mi cocina con ese tejido anti-manchas que hacen para los manteles. Y el resultado es genial: no se manchan y son agradables al tacto. Con algo así funcionaria mejor.

    ResponderEliminar
  6. Has dado en el clavo con esta transformación, me encanta el amarillo, es un color super alegre que ilumina la estancia y el hule para tapizar es una pasada.
    Supongo que habrán optado por el hule si tienen niños y como están en una cocina pues nunca están libre de manchas. Desde luego ha merecido la pena el cambio y para mi es un si rotundo lo chulo que queda todo en conjunto.
    Buen finde Lole, besos.

    ResponderEliminar
  7. Muy apañá, pero hija yo me he quedado tan loca con la colección de pirex de la primera imagen q ya no he visto mucho más

    ResponderEliminar
  8. Qué cambio Lole!!! Mira que las sillas en sí me parecen dignas de una casa de abuela de aldea, pero con el cambio que les han dado tienen un aspecto absolutamente diferente
    Gracias por compartir!!! Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues yo como Dina, alucinando con la colección de la primera foto, las sillas y ¡¡la rinconera!!.
    El amarillo genial :D

    Un besín y feliz finde
    ana♥

    ResponderEliminar
  10. uhhh que lindas te quedaron!!! me encanto el resultado y el color amarillo, felicitaciones, un beso

    ResponderEliminar
  11. Ostras como queda....flipando estoy con lo del hule, que yo alguna vez lo he usado, pero más para mesas, bueno, una vez para un banquito pero era una mezcla entre hule y tela....ay madre, esk les ha quedado genial, encima con lo que a mi me gusta el amarillo en muebles....love total!!

    besO!

    ResponderEliminar
  12. No sé que me parece más alucinante, lo bien que queda ese color amarillo para la madera o utilizar un hule para tapizar? Lo que tengo claro es que el resultado final es una pasada!! Bsts

    ResponderEliminar
  13. Hola! Nos ha encantado tu DIY para sillas ¡Y con hule!. Por ello no hemos tenido más remedio que seleccionarlos para nuestros Favorite Links

    Puedes verlo en: Favorite Links by La Musa

    Saludos, Amelia de La Musa Decoración

    ResponderEliminar
  14. Pues para manchas a prueba de niños genial, porque se friega y listo, pero no me gusta en absoluto, sorry!!! Además el hule no resistirá a las sentadas y acabará rajandose!

    ResponderEliminar
  15. mmmm no me convence mucho lo del hule...un poquito tieso no?...por cierto Hola !!! ;)

    ResponderEliminar
  16. Pues no sé decirte, las sillas originales no estaban mal, bien arregladitas, y la mesa es la bomba, me la pido para mí, y el hule a la vista queda bien chuli, y en invierno vale, pero... cuando tengamos nuestras carnes al aire... no sé yo, no sé yo... y mira que queda chuli pero lo veo más para garito de moda como tapicería resistente que para una casa.
    Un saludito guapa

    ResponderEliminar
  17. Pues ser, son preciosas y seguro que se limpian bien, para los niños incluso puede ser genial pero estoy con Pángala que en verano igual se hacen algo desagradables y no se si no acabaría rajando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Lo veo super difícil, no se como consigues que no se rompa el hule con las grapas al tensarlo.

    ResponderEliminar
  19. Leer que a alguien le parece "alucinante" tapizar una silla con hule es sumamente aterrador... aunque encaja con lo que se publica. Espero que esto tenga una segunda parte y se realice la Noche de San Juan... Lo titularía: "Las cosas que podemos tirar a la hoguera en una noche mágica"

    Guiomar

    ResponderEliminar

No te imaginas cómo me gusta que me cuentes cosas!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...